lunes, abril 23, 2018

Carismáticos Católicos al Encuentro de un Nuevo Pentecostés


Por José Eugenio Hoyos


Yo tengo un gozo en mi alma, gozo en mi alma y en mi ser. ¡¡¡Gloria Dios!!! ¡¡¡Amen!!! ¡¡¡Aleluya!!! Es la preparación y los sentimientos para recibir un Nuevo Pentecostés en nuestras vidas.

El Pentecostés es el cumpleaños y la gran fiesta de la Iglesia… Y a los Carismáticos el Espíritu Santo los ha elegido como promotores para anunciar y organizar este evento mundial. Pero las celebraciones deben empezar dentro de nuestros hogares, en los grupos de oración y en las asambleas Carismáticas.

Los Católicos Carismáticos estamos llamados a ir sin miedo a proclamar el Evangelio a todos los lugares y a las periferias, para que nuestros creyentes se preparan a recibir mas dones y carismas. La Iglesia debe fortalecerse al proclamar que Cristo vive y que el Espíritu Santo se mueve en todos los rincones del planeta sanando y transformando.

“Cristo Jesús permaneció hoy como ayer y por la eternidad. No se dejen engañar por las novedades y las doctrinas extrañas de la fe. La gracia de Dios es un buen medio para fortalecer la vida interior: no cuenten con otros alimentos de los que nadie saco provecho” (Hebreos 13, 8-9).


Todo es posible para Dios, los cambios en el mundo y del hombre son superficiales y aparentes; en cambio, lo concerniente a Dios es eterno.

Las cosas en este mundo pasan: “Cielo y tierra pasaran mas tus palabras no pasaran” (Mateo 24, 35).

Las Sagradas Escrituras nos hablan de la presencia poderosa de Jesús en el pasado, ahora nos toca a nosotros hablar de la presencia de Cristo, del cumplimiento de sus promesas y de la acción transformadora del Espíritu Santo.

En este Pentecostés Jesús hoy va ser lo mismo contigo, dejaras el miedo y los temores atrás y serás un protagonista clave en la cultura de Pentecostés y encenderás tu corazón con el fuego del Espíritu Santo.

jueves, abril 19, 2018

Carismáticos Católicos Caminando tras las Huellas de Jesús


Por José Eugenio Hoyos


En cada congreso Carismático, evento espiritual o jornadas de sanación y liberación donde he sido invitado a predicar a nivel internacional me doy cuenta que cada vez aumenta el número de personas en la Renovación Carismática (RCC) y todo esto se debe a la participación y convocatoria en los seminarios de Vida en el Espíritu Santo.

El servidor Carismático está llamado a ser un nuevo profeta en este mundo y un protagonista en la Nueva Evangelización, es por esa razón que cada Carismático sea asiduo y perseverante en la oración y en la asistencia a las asambleas y grupos de oración.

Dios le dijo a Abraham: “Sal de tu tierra y de tu patria y de la casa de tu padre hacia la tierra que yo te mostrare” (Génesis 12, 1).


Y este es un llamado para los millones de inmigrantes Católicos que se encuentran en tierras extranjeras para que sean firmes en su fe y se protejan con el poder y la coraza del Espíritu Santo.

Quien se atreve a seguir a Jesús y ves parte de la cultura de Pentecostés no puede esperar un futuro y una suerte distinta a la de su Señor. Pues en el camino está la cruz, la persecución, el conflicto, la critica, la envidia, la división, la negación de si mismo y hasta la muerte espiritual.  Como premisas de la liberación y de la exaltación que provienen del señorío de Jesús.   

Esto solo es posible cuando el servidor asume el seguimiento incondicionalmente (MT 10, 24). Quien sigue a Jesús e invoca al Espíritu Santo no camina en tinieblas, sino que esta llamado a poseer la luz de la vida.. El discípulo Carismático sigue la promesa de Pentecostés y tiene la promesa de estar como servidor justamente allí donde esta su maestro (Juan 8, 12; 12, 44).

miércoles, abril 18, 2018

Carismáticos Católicos dándole vuelta a la Historia


Por José Eugenio Hoyos


La Renovación Carismática Católica como corriente de gracia continua metiéndose por todos los lados con la fuerza que traen los torrentes, arroyos y ríos espirituales en el mundo actual.

La RCC es fundamental y necesaria para calmar el hambre y la sed espiritual que la historia del hombre exige y pide a gritos.

Es en esta nueva cultura de Pentecostés donde estamos viendo cada día la multitud de conversiones la alegría y el gozo de una juventud talentosa alabando y orando en nombre del Espíritu Santo.

Hay un nuevo renacer y un apoyo mas visible a los Carismáticos desde que el Papa Francisco en reunión con los Sacerdotes en Roma pidió a los Sacerdotes, Obispos y Párrocos de realizar los seminarios de Vida en el Espíritu  en las diferentes Diócesis y en las Parroquias.


Es importante que los Sacerdote dediquemos un buen tiempo a dar formación a los grupos de oración para que la Nueva Evangelización sea mas efectiva. Hay que hablar en las comunidades Carismáticas o no sobre la importancia del Espíritu Santo, los dones y carismas, el bautismo en el Espíritu, la alabanza, la danza litúrgica etc.. etc..

La Renovación Carismática trae una fuerte brisa para que el Católico actual cambie esa historia de frialdad y falta de compromiso eclesial. Jesús decía que debemos amar al prójimo, eso implica reconocer aceptar nuevas manifestaciones de fe, oración y alabanza, implica darse cuenta de quienes son, que hacen allí, porque son importantes y porque vale la pena respetarlos y tenerlos en cuenta.

También decía Jesús que cuando hacemos cosas por esas personas excluidas o maltratadas en la misma Iglesia las hacemos por El.

Cada día tenemos la obligación de cambiar la historia de la humanidad anunciando que tenemos un Cristo vivo y que el Espíritu Santo se mueve y se siente entre nosotros. ¡¡Gloria a Dios!!    

lunes, abril 16, 2018

Carismáticos Católicos Rumbo a Pentecostés


Por José Eugenio Hoyos

Después de celebrar la Pascua de Resurrección y de sentir en nuestras vidas el poder sanador y liberador de la divina misericordia ya los Carismáticos, los Cristianos y todos los movimientos de la Iglesia hemos comenzado a vivir 50 días de preparación para celebrar la gran fiesta de la Iglesia: “Pentecostés”.

Recordemos que las promesas de Jesús fue enviar el Espíritu Santo para que se diera el gran derramamiento, que nos habla Hechos 2, 4: donde se nos muestra que una multitud de personas, hombres y mujeres fueran bautizadas con la fuerza del Espíritu Santo. Ahora, el Paracletos estaría para siempre con y en el creyente; seria su consolador (Juan 14:16-17) Su maestro, el fiel guía, el que glorificaría a Jesús.


Jesús confiere, con esta experiencia, su poder, su autoridad sobre sus seguidores para que se llenen de fortaleza y valor y sean auténticos testigos de un Cristo vivo y resucitado.

El mandato y el ministerio del Espíritu Santo, es el que por muchos siglos sigue teniendo evidencia y es necesaria e importante en nuestra labor evangelizadora y pastoral: “Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuere el consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere os lo enviare” (Juan 16: 17).

Todos los bautizados somos Carismáticos y dependemos del poder del Espíritu Santo, nuestra misión es ser profetas para un nuevo mundo sin miedo ni temores a prender el fuego del Espíritu Santo sobre la tierra árida; mi Espíritu derramare sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos” (Isaías 44: 3). En oración alegría y gozo en las alabanzas preparémonos para festejar un nuevo Pentecostés.

jueves, abril 12, 2018

La Renovación Carismática (RCC) Corriente de Gracia y de Agua Viva


Por Padre José Eugenio Hoyos

La Renovación Carismática Católica cada vez es la corriente de gracia compuesta por un sin numero de ríos caudalosos que traen vida en abundancia en sus aguas sanadoras y liberadoras.

Cada vez nos damos cuenta la importancia y el impacto positivo que tiene la RCC en la Evangelización efectiva y eficaz en las diferentes comunidades y en todas las Iglesias donde los grupos y comunidades Carismáticas están activas y produciendo grandes frutos en la conversión y en la pastoral.

No olvidemos que la RCC tiene una espiritualidad impactante, sana y en obediencia a la Jerarquía pero también es un gran semillero de buenas y extraordinarios servidores que aman y defienden a la Iglesia Católica.


La invocación en los grupos de oración del Espíritu Santo, las oraciones espontaneas y con poder y la alabanza de alegría y gozo nos transportan a una iglesia con un Cristo vivo y Resucitado.

En una extraordinaria promesa, Jesús declaro ser el mismo la fuente de agua viva, el manantial que sana, cura libera y da vida eterna.

“Cualquiera que bebiera del agua que yo le daré no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en el una fuente de agua que salte para la vida eterna” (Juan 4, 13-14).

Cristo hoy en día es el único que proporciona el agua viva que sana, limpia, renueva y libera y que puede satisfacer la sed ardiente de aquellos cuya vida esta enferma y reseca debido a que hay sequia de conocer la verdad y de vivir una vida en el Espíritu Santo. Los Carismáticos estamos Bendecidos, Encendidos, Sanados y en Victoria. Gloria a Dios!!

miércoles, abril 11, 2018

Padre José Eugenio Hoyos Predicando en Barranquilla y Cartagena


Por Kelvin Saravia



Con motivo de celebrar la fiesta de Pentecostés el Minuto de Dios estará organizando varios eventos masivos a nivel nacional.

Por ejemplo en Barranquilla se realizara en el Estadio Metropolitano de Futbol se esperan mas de 20,000 personas. En Cartagena será en el Colegio Biffi con una asistencia aproximada de 5,000 personas.

Los predicadores que participaran en este magno evento serán el Padre José Eugenio Hoyos asesor de la Renovación Carismática de Arlington Virginia, el Padre John Mario Montoya director de las Emisoras Minuto de Dios del Caribe Colombia y el Padre Juan Pablo Mantilla predicador Eudista. En las alabanzas estará el cantautor Dominicano Jon Carlo y su banda y Alfredo Acosta.  


El Padre Hoyos ha dicho que esta es una gran oportunidad para vivir de nuevo un evento donde todos sintamos que las promesas de un Cristo resucitado vive en nuestras comunidades trayéndonos dones, carismas, aumentando la fe y animando a un pueblo creyente en la esperanza asi mismo el Padre Hoyos nos dice que estos eventos Carismáticos ayudan a promover la espiritualidad y la cultura de Pentecostés en todos los niveles.

“No dejen ustedes de orar: rueguen y pidan a Dios siempre guiados por el Espíritu. Manténganse alerta, sin desanimarse y oren por todo el pueblo santo” (Efesios 6, 18).

Es del Espíritu cuando en nosotros hay paz, es del Espíritu cuando en nosotros hay orden, es del Espíritu Santo cuando creemos y aumentamos mas nuestra fe. En Pentecostés toda Colombia quedara Bendecida, Encendida, Sanada y en Victoria.

martes, abril 10, 2018

Padre José Eugenio Hoyos Predicando en JN19TV de Lima Perú en la Divina Misericordia


Por Kelvin Saravia

El Padre José Eugenio Hoyos predicador internacional sobre Sanación, Evangelización y Liberación ha sido invitado a predicar en la gran jornada de Evangelización y Sanación un evento anual organizado por los medios de comunicación de JN19TV en Lima Perú.

El Padre Hoyos era la primera vez que iba a predicar al Perú, con mucho entusiasmo pudimos observar como los días del evento de sanación el Coliseo del Colegio Claretiano San Miguel en Lima estuvo a reventar, pues no hubo espacio para más gente.

El punto central de la predicación del Padre Hoyos fue acerca de la acción Misericordiosa de Cristo en la enfermedad.


Se aprovechó la oportunidad para celebrar la fiesta de la Divina Misericordia.

El Padre Hoyos dentro de sus reflexiones hablo de la compasión, de la ternura y del poder misericordioso de Jesús. Y dijo: “El mundo tiene que aumentar mas el rimo de la oración y tener mas fe…. Vemos en cada color de los rayos de Jesús su Divina Misericordia con un mundo que es ingrato y malagradecido que por la consecuencia secular y sensacionalista y material se aleja cada vez mas de Dios… si queremos paz, fraternidad, sanar heridas y recuerdos debemos regresar humildemente a los pies de Cristo. La Misericordia es fruto de bondad y de la compasión de Cristo.

La Misericordia de Dios es inagotable y la encontramos en muchas situaciones en nuestra vida. Dios nos ofrece continuamente el perdón sanador y liberador y su Misericordia sin límites aun cuando conoce nuestros pecados y debilidades.