viernes, febrero 27, 2015

Somos un pueblo bendecido y amado por Dios.

Por Padre José Eugenio Hoyos.

Recientemente fui invitado al XXXIII Congreso Carismático Diocesano en Guadalajara, Estado de Jalisco, México a predicar sobre Sanación y nuevos métodos de Evangelización.
Aprovechando el comienzo de la Cuaresma invite a todo un pueblo reunidos en el Auditorio Benito Juárez a comprometernos en este tiempo  litúrgico a llevar la palabra y la bendición de Dios a aquellas familias o personas alejadas de la Iglesia Católica.

La presencia de los miles de asistentes a este gran congreso desde ya es un signo de preparación para acompañar a Cristo en su pasión redentora.


La Adoración al Santísimo, las Oraciones, las Alabanzas ayudan a interiorizarnos más y a reforzar nuestra vida Espiritual.
El mundo actual esta sediento de Dios pero por el consumismo y el bombardeo de las páginas digitales nos aleja cada vez más de la Iglesia y de Cristo. En 2 Reyes 6:17 nos dice la palabra que un hombre estaba trabajando con una hacha prestada; en un momento la cabeza del hacha se le escapo y cayó en el rio Jordán. Ante la preocupación de aquel hombre se produjo un milagro ¡El hierro flotó! Entonces en ese momento Eliseo le dijo: “Tómalo.”.


Y eso es lo que la gente en el congreso de Guadalajara hizo; tomó en serio la bendición y muchos al creerle a Cristo recibieron innumerables Bendiciones y Sanaciones. Cuando todo un pueblo se une en la Fe y sobre todo en la Oración estamos viendo manifestaciones impresionantes de Sanación de todo tipo de enfermedad y podemos concluir que definitivamente Dios esta grande entre nosotros.

jueves, febrero 26, 2015

Padre Hoyos en el XXXIII Congreso Carismático en México.

Por Fidel Hurtado-Zapata


Miles y miles de asistentes Católicos Carismáticos cantaban, Oraban, aplaudían en el XXXIII congreso Arquidiocesano Carismático celebrado recientemente en el ya reconocido auditorio Benito Juárez de Guadalajara, México.
El Padre José Eugenio Hoyos comenzó su predica con el lema: “Jesús es mi luz y mi salvación” donde incitó a los creyentes a renovar más la Fe; a frecuentar más los Sacramentos a unirse a las obras de solidaridad y a ser más perseverantes en la Oración para que así  en santidad y en conversión entre la luz de Cristo a iluminar nuestra vida y nuestra sociedad.


Todo acercamiento al señor aumenta nuestra Salvación y nuestra Sanación. Pero la manera más intensa para unirnos ahora con el señor es la contemplación en esta etapa avanzada de la Oración recibidos en el rostro del alma la proyección de la luz divina y “Gustamos que el señor es bueno” (1 Pe 2,3).
A medida que la luz del Espíritu Santo vaya llegando a las profundidades de nuestro Espíritu y al centro de nuestra conciencia, irán desapareciendo los restos de las tinieblas y la oscuridad y las huellas dolorosas de nuestros pecados y de las heridas que sin culpa personal recibimos desde nuestro origen. “Contemplad a Cristo y quedareis ardientes”.


Al pasar el santísimo ante la multitud, se sintió la fuerza sanadora y liberadora de Jesús Eucaristía. Fue impresionante la Fe y la esperanza de los asistentes que aclamaban a un Cristo vivo. Fueron días de poderosas Bendiciones.

miércoles, febrero 25, 2015

Padre José Eugenio Hoyos en el Congreso Carismático en Guadalajara, México.

Por Fidel Hurtado-Zapata.


Con motivo de celebrarse el XXXIII Congreso Carismático Arquidiocesano de Guadalajara Jalisco, México el Padre José Eugenio Hoyos fue el Predicador invitado a este gran evento Espiritual con un lleno impresionante y una  Fe desbordante , miles de fieles llenaron las amplias instalaciones del auditorio Benito Juárez en Guadalajara.
Nos impresiono la gran organización, el entusiasmo de los servidores, el lema de este congreso carismático: “Jesús es mi luz y mi Salvación”.

Además del Padre José Eugenio Hoyos  participaron el Padre Efraín Rivera asesor de la RCC de Guadalajara, el obispo Trinidad y la Predicadora Laica Conchita Castillo de la ciudad de México, DF.


“Tengan Fe en Dios” por eso les digo: “Todo lo que pidan  en la Oración  crean que ya lo han recibido y lo obtendrán” (Mc 11, 22-24)
El Padre Hoyos en uno de sus temas “Vuélvanse a mí y yo me devolveré a ustedes” (Zac 1,3) nos habló de la importancia de regresar a Cristo en este tiempo esencial de la Cuaresma donde se nos invita a la penitencia y la caridad y la preparación Sacramental; no hemos venido aquí a este congreso corriendo detrás de un milagro sino corriendo por alcanzar y  encontrarme con Cristo Sanador y salvador de todos.

Dios se nos ha revelado en Jesús como un Dios de amor que salva y sana. No sana más, porque nos falta al orar Fe en su amor y su poder.
 
Cristo es la luz del mundo y el salvador de todos. De Jesús salía una fuerza que sanaba a todos (Lc 6,19).

lunes, febrero 23, 2015

Preparémonos en Oración en Cuaresma.

Por Rev. José Eugenio Hoyos.

El tiempo litúrgico de la Cuaresma ha llegado con el miércoles de Ceniza y todos los católicos con alegría nos preparamos en Oración, Ayuno, Penitencia y obras de caridad a vivir este tiempo tan especial.

Nuestra Santa Madre Iglesia nos invita a recorrer durante 40 días todo lo que vivió Cristo por amor y entrega a cada uno de nosotros.

Es el camino a la conversión, la palabra de Dios en estos días nos envía una serie de mensajes a nuestra vida personal para que tengamos un encuentro y seguimiento a Jesús nuestro salvador “! Convertíos!; ¡Enderezad vuestros caminos!; ¡Haced penitencia!; ¡Cambia de vida! Esta cerca el reino de Dios” Etc.

De esta forma todos los cristianos participando de la muerte, pasión y Resurrección de Cristo nos preparamos para participar en las verdaderas fiestas de Pascua. Para la comunidad hispana la celebración y participación de la Cuaresma dentro de la Diócesis es de suma importancia comenzando con la devoción todos los viernes en los santos viacrucis o estaciones de la cruz, Ayunando, Orando en Horas Santas y sobre todo rezando el Santo Rosario en familia.
 
 Estas son algunas ideas para nuestros fieles de cómo prepararnos para vivir a plenitud la Cuaresma.

1.-Asistir primero a los Sacramentos de la confesión o reconciliación en el programa Diocesano: “La luz del confesionario está encendida”.

2.-No faltar a la Santa Eucaristía cada domingo, tratar de ir a Misa entre semana.

3.- Hacer una lectura de algunos de los relatos de la pasión, muerte y Resurrección de Jesús.

4.-Coloque en sus Oraciones a las personas que te han ofendido o se han distanciado de ti.

5.-En la hora de la cena, Ore con su familia y pida por tanta gente necesitada y que está pasando dificultades económicas.

6.-No se enoje cuando este conduciendo o cuando encuentre conductores atravesados, Ore y no diga malas palabras.

7.-Ora por una persona desconocida, por alguien que está pasando por una depresión o una enfermedad terminal.

8.-En cada Eucaristía ofrezca la Misa por las vocaciones Sacerdotales y pídale a Dios por la santidad del Sacerdote que está oficiando la Misa.

9.-Ore mientras este cocinando, limpiando la casa o trabajando en el Jardín.

10.-Ofrezca el santo Rosario por las libertades religiosas, por el respeto a la vida, por la eliminación de la pornografía y que aumente la solidaridad humana.

jueves, febrero 12, 2015

Un Carismático tiene que ser testigo de Cristo resucitado.

Por Rev. José Eugenio Hoyos.


Insisto una vez más de que toda persona que sea parte de la Renovación Católica Carismática tiene que estar en formación Pastoral y Espiritual y ser perseverante en la Oración.
La Renovación debe renovarse. Es triste encontrar personas  o coordinadores que llevan 30 0 40 años dirigiendo la Renovación Carismática y no le dan la oportunidad a otros hermanos  para tomar el liderazgo y enriquecer los grupos de oración con nuevas ideas o proyectos.

Maria Magdalena les anuncia a los Discípulos de Jesús: “He visto Al Señor  y ha dicho esto...” (Juan 20,18).


El Carismático tiene que ser testigo de Cristo Resucitado, tiene que ser tocado por Dios. Y no podemos hablar con Dios sin hablar de Dios. Así mientras más experiencia de Dios tenemos, más podemos ser testigos de su amor, su sanación y de sus maravillosos milagros.
El Carismático que necesita la Iglesia  debe ser un Evangelizador y una persona llena de Dios; Tiene que ser alguien que ha tenido experiencias fuertes de Dios que mantiene viva su conversión y que sigue teniéndolas a lo largo y ancho de su vida.

El Carismático al estilo de Jesús es un apasionado por Dios y por su Evangelio, debe irradiar asombro y su fascinación delante de la maravillosa acción salvadora de Dios en el mundo.


El Carismático tiene que dejarse tocar o seducir por Dios. Tiene que tener experiencias del Dios tres veces santo “Como” la tuvo el profeta Isaías (Is 6) somos testigos del amor sanador y liberador de Cristo.

miércoles, febrero 11, 2015

La luz de Cristo se prende en Cuaresma.

Por Rev. José Eugenio Hoyos.


Con gran alegría los Católicos nos preparamos para vivir una vez más con intensidad, oración y viviendo los sacramentos con devoción y Fe en el tiempo de Cuaresma.
Nuestra Diócesis de Arlington como otras Diócesis y Arquidiócesis en diferentes partes de los Estados Unidos han comenzado con mucho éxito el programa espiritual: “La luz está encendida para ti” y este es un poderoso llamado a todos los Católicos a regresar al sacramento de la Penitencia cada miércoles en este tiempo litúrgico de la Cuaresma.

De la misma manera es una gran oportunidad para prepáranos para vivir la Cuaresma acompañando a Cristo Jesús en su Pasión, muerte y Resurrección. Al frecuentar el Sacramento de la penitencia nos vamos a sentir más cómodos y con entusiasmo de vivir el Evangelio de nuestra vida en familia y en comunidad.
Todos los Sacerdotes cada miércoles en las horas de la tarde estaremos esperando a nuestros feligreses en los confesionarios de 6:30  a 8:00 de la Noche.

Esta es una gran oportunidad para dialogar con El Sacerdote y sobre todo tener un encuentro personal con Cristo. Las confesiones en su mayoría son recibidas en diferentes idiomas. En algunas parroquias mientas los fieles hacen la fila para la confesión se puede disfrutar de una hora santa o una reflexión Bíblica.

Al hablar con varios parroquianos la gran mayoría de las personas se encuentran agradecidas por esta oportunidad  pues es una buena hora después de salir de sus trabajos, en la mitad de la semana para adquirir más energía y fuerzas después de confesar sus pecados y de reconciliarse con Dios.
Juan 8-12 dice: “Yo soy la luz del mundo, el que me siga no caminara en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida”

Muchas de las obligaciones para enriquecer nuestra vida Espiritual después de haber hecho una buena confesión es Orar por los necesitados, los enfermos , los inmigrantes, realizar actos de caridad, perdonar a quienes nos hayan ofendido, Rezar el Santo Rosario, participar en un grupo de Oración o en algún movimiento de la Iglesias y defendiendo la vida.
Nos acercamos a un tiempo que deja muchas bendiciones solo nos falta seguir la luz que nos lleva a encontrar a Cristo.

lunes, febrero 09, 2015

Envía Señor más Sacerdotes y Laicos Carismáticos.

Por Fidel Hurtado-Zapata.


Cada vez que participo en un retiro, Hora Santa ó Eucaristía por los enfermos le doy gracias a Dios por los Sacerdotes y por la vida consagrada.
Como miembro de la Renovación católica carismática de la diócesis de Arlington puedo experimentar que esta fuente de gracia es una gran bendición para la conversión de muchas personas que todavía no han tenido un encuentro personal con Cristo; ni han sentido la fuerza del Espíritu Santo.

Es una lástima que muchos Bautizados en la Iglesia Católica no hayan experimentado este gran tesoro que tenemos en la Iglesia.


Debemos Orar más para que aumenten los Sacerdotes que participan activamente con la Renovación Católica carismática y así se fortalezca mas la nueva evangelización y como nos lo dice el Papa Francisco demos a conocer con ardor y entusiasmo la “Nueva cultura de Pentecostés” el Sacerdote está llamado a ser un formador, un Pastor que alimenta sus ovejas y no que las espante por pertenecer a un determinado movimiento Católico, aquí no se trata de ser conservador, liberal o moderado lo que quiere Cristo es que acerquemos las almas a ÉL y los llevemos a conocer su Evangelio.
La Iglesia Católica necesita más Sacerdotes y Laicos Carismáticos que nos permitan hacer crecer más la Fe y que se conviertan en multiplicadores de la nueva Evangelización para que Cristo llegue a cada rincón de la tierra y sobre todo que toque el corazón de cada uno de nosotros con su infinito amor.


También debemos agradecer a aquellos sacerdotes que sin miedo llevan la palabra de Dios con grandes dones y carismas y como decía el Papa Francisco que tengan olor a oveja: Gracias Monseñor Rómulo emiliani, Padre Pedro Núñez, Darío Betancourt, Gustavo jamut, Jhon Mario Montoya, José Eugenio Hoyos, Alberto Linero, Diego Jaramillo, hugo Estrada, Monseñor Willi Peña, Teófilo Rodríguez, Rodolfo Londoño, Rafael Delgado, Carlos Cancelado, Marcelino Hudson, Iván Cardona, Javier Riveros, Edgar Larrea, Carlos Triana, Guillermo Campuzano, Ricardo Campos, Daniel Gagnon, Guadalupe Santos, Charly García etc. Entre muchos otros más  “Pero cuando venga el defensor, el Espíritu de la verdad que yo voy a mandar de parte del Padre él será mi testigo y ustedes serán mis testigos” (Juan 15, 26-27) Oremos por mas vocaciones en el mundo.