miércoles, septiembre 17, 2014

Rechacemos la brujería, santería y el esoterismo.

Por Rev. José Eugenio Hoyos.


Es una lástima que los Católicos Hispanos todavía le demos importancia a creencias que no tienen ningún fundamento cristiano y vivamos de fantasías espirituales; nos dejamos llevar de la santería o de los falsos curanderos por que en sus propagandas nos presentan la Virgen de Guadalupe, San Judas Tadeo, La Virgen del Carmen, el Señor de los Milagros, San Martin de Porres, Jose Gregorio Hernández etc. y de esa forma nos dejamos engañar por mercaderes de la fe, que no quieren nuestra Salvación sino nuestro dinero; hay que despertar espiritualmente; formarnos más en la doctrina sana de nuestra  Iglesia Católica.
Hay que felicitar a tantas personas que forman nuestra Iglesia católica que cuidan su Fe y la alimentan en Oración, frecuentan los Sacramentos, viven a plenitud la Santa Eucaristía, leen libros Espirituales y se acercan a Dios realizando obras de caridad y solidaridad.

Definitivamente vemos en nuestro medio  mucha confusión Espiritual, los ladrones de la fe se están enriqueciendo a través de personas ingenuas y se aprovechan de su dolor, sufrimiento o por razones emocionales.

Participar en brujería, dejarse leer las cartas, el cigarrillo o pedir que le hagan limpias para que se les aleje la mala suerte es un pecado contra Dios y la Religión. Un buen católico debe rechazar todo tipo de magia.
Como buen hijo de Dios rechaza todo tipo de esoterismo sin fundamento, todo lo supersticioso  y sobre todo una espiritualidad sin Dios. El yoga no tiene ningún alivio Espiritual todo lo contrario mientas que la oración en silencio o contemplación tiene un gran poder sanador y liberador.

No debes cambiar a Dios por los cuarzos, la colita de conejo, los ojos de pescado, la tierra de cementerio, las pirámides, las cruces magnéticas o la última terapia sanalotodo.
Es importante que creas en el verdadero Dios, con una Fe de compromiso y ajena a lo novedoso y lo sensacional, así tu espiritualidad es sólida y no andas a la caza de apariciones y visiones, ni tragando entero todo lo que llega del oriente. Pide a Dos y a la Virgen discernimiento y sabrás que hacer y qué no hacer. Es un gran pecado cambiar a Dios por un brujo o un santero.


Te invito a ser más participe en tu  propia Parroquia, tu grupo de Oración allí encontraras la verdadera soluciona tus problemas; ven  a donde el que nunca falla Rey de Reyes, Señor de Señores. Y recuerda que Cristo es la salvación. ¡Cristo Vive!

lunes, septiembre 15, 2014

En las Misas De sanación los enfermos son Sanados por la acción del Espíritu Santo.

Por Fidel Hurtado Zapata


Este fin de semana tuve la oportunidad de asistir a la tan esperada Misa De sanación en la Parroquia san Jon Newman en Reston, Virginia celebrada por el Reverendo José Eugenio Hoyos asesor de la renovación Católica Carismática de la Diócesis de Arlington y concelebrada por el Padre Andrés Fernández.
Desde el comienzo de la eucaristía; fue un motivo de mucha alegría ver la multitud y cantidad de personas que llegaban no solo de Virginia sino de otros Estados para participar en esta misa de Sanación mensual.

El Padre Hoyos acompañado de un gran numero  Servidores del Ministerio de Sanación, intercesión  y Liberación los cuales eran escoltados por niños y jóvenes que con la danza litúrgica hacían homenaje al médico divino “Cristo Jesús”.
En la Homilía el Padre Hoyos recalco la importancia de celebrar la exaltación de la Santa Cruz, la cruz no es solo venerada por la madera o el metal en que es fabricada sino por lo que ella significa, pues es el símbolo de vida de Salvación y de Sanación, de la cruz sigue brotando sangre y agua, allí han quedado grabadas las llagas de Cristo que en esta Misa se va a sentir con el poder de Sanar y de liberar.
Pudimos ver como cientos de personas acudieron al pie de la cruz cuando el padre Hoyos llamó a los pacientes de cáncer y para sorpresa de todos, una gran mayoría se acercó a recibir la Oración y la Sanación.

El padre Hoyos Alzó en sus brazos a una bebe de tan solo 8 meses que ha sido diagnosticada con tumores en su cabecita pidiendo a quien todo lo puede, al Rey de Reyes que la Sane.


Luego pudimos escuchar testimonio poderosísimos de Sanación y Milagros, hubo Sanaciones de huesos (recordamos el Evangelio de los huesos secos a los cuales Jesús les da vida), Cáncer, problemas de columna, migrañas, problemas de nervios, de depression.
Al final el Padre Hoyos dijo aquí hay una pareja que por muchos años no ha podido tener hijos y ¡Dios ya hizo el milagro! y ante la admiración de la multitud un matrimonio mejicano ante el Altar dio su testimonio.
 
En esta Misa de Sanación se sintió la fuerza del Espíritu Santo desde el inicio hasta el final donde una hermana del Ministerio de Sanación y liberación dio la Oración final que toco a cada uno de los que asistimos a esta maravillosa Misa de Sanación y por eso ahora podemos Glorificar, Alabar y dar Fe que Jesús sigue Sanando.

viernes, septiembre 12, 2014

El Padre Hoyos nos alerta sobre los obstáculos en la Sanación y la Liberación

 Por Fidel Hurtado-Zapata.

 
Cristo nos ha demostrado muchas veces que quiere que sanemos y esto lo hemos comprobado en sus Milagros, Curaciones, Sanaciones y Liberaciones desde el Nuevo Testamento hasta nuestros días.
El Padre Hoyos en las escuelas de Sanación nos decía al  ministerio de sanación, Intercesión de la Renovación Católica Carismática: “hay muchas personas que asisten a las misas de Sanación, a los retiros, vigilias y adoración Eucarística  pero no pueden pedir ni recibir una verdadera sanación “
Primero hay que entregarse  y someterse totalmente a Dios; hay que experimentar una conversión total, alejándose del pecado y de toda la vida del pasado. Necesitamos querer sanarnos, salir de nuestro encierro y buscar a Cristo medico divino con firmeza y decisión. Hay muchos que creen no necesitar a Dios y menos sanarse. Es la soberbia que puede enceguecer nuestra mente y endurecer nuestro corazón.
 
Hay personas que piensan que no hay solución para sus problemas o enfermedades y que la Oración ya no les funciona.
Ven todo negro, nada los conforma, siempre falta algo, existe una dejadez una desidia Espiritual, es decir van dejando todo inclusive creen que Dios los ha olvidado o les ha mandado esa enfermedad o castigo.
Caen en angustia y depresión, se cansan de ir a Misa, al grupo de Oración y ya no escuchan alabanzas Carismáticas. Paralizan su vida Espiritual, caemos así en la superficialidad, no profundizamos en la Fe.
El Señor nos dice que por la constancia salvaremos nuestra alma (Lucas 21,19)
Por eso hay que creer en quien todo lo puede, hay que creer, creer y volver a créele a Cristo. Ven hermano(a) reencuéntrate con tu Fe, con la Fe de Tu Iglesia Católica asiste y participa activamente en tu parroquia, en tu grupo de Oración y te esperamos en nuestra próxima Misa de sanación.

jueves, septiembre 11, 2014

30 años de Ministerio Sacerdotal.

Por Rev. José Eugenio Hoyos.


Es muy placentero haber celebrado la Santa Eucaristía en la Parroquia de San James en Falls Church, Virginia en acción de gracias por 30 años de vida Sacerdotal. Como Sacerdote de la Diócesis de Arlington y Director del Apostolado Hispano son muchas las experiencias positivas y el trabajo pastoral que se ha realizado no solo en las diferentes Parroquias del área sino a través de la Evangelización y las misiones en otros países.
Con el apoyo de mi Obispo Paul S. Loverde y de mis hermanos Sacerdotes el trabajo en equipo ha dado grandes frutos en la nueva Evangelización. Mi trayectoria en las Parroquias de San Antonio, la Catedral de Santo Tomas Moro, la Sagrada Familia, San José y San James han dejado grandes huellas y proyectos comunitarios que ahora siguen con gran fuerza beneficiando a una extensa feligresía; hemos acompañado por muchos años a nuestra comunidad inmigrante y seguiremos orando para que se dé una reforma migratoria justa y moral.

Las misas por los enfermos han sido un gran alivio y una forma eficaz de llevar el Evangelio a los más necesitados.
Hay muchos desafíos que tenemos que enfrentar como Sacerdotes, somos un proyecto de Cristo en la construcción hacia la santidad.


En mi Ministerio Sacerdotal siempre he entendido que del Sacerdote  se espera que sea un hombre de esperanza espiritual, con autoestima positiva, un profeta enamorado de Cristo y del Evangelio y preocupado por la situación social. El Sacerdote como todo cristiano, llamado a ser otro Cristo tiene un desafío por delante y es de ser un agente de unidad, perdón y reconciliación.
A cada Sacerdote Dios nos pide que seamos sus manos para dar animo a los enfermos; que seamos sus pies para ir diligentes hacia aquellos que están sedientos de amor y contención; que seamos sus ojos para mirar el corazón: lo bueno, las virtudes de los demás dejando a un lado las miseria y pecados que por otra parte todos lo tenemos; Quiere que seamos su corazón para tener sus sentimientos  (Filipenses 2,5) de amor, dulzura, paciencia y mansedumbre. Gracias señor Jesús por estos 30 años de vida Sacerdotal y envía más Sacerdotes a este mundo.

miércoles, septiembre 10, 2014

Padre José Eugenio Hoyos pide a los Carismáticos unidad e identidad

Por Fidel Hurtado-Zapata.


En una de las escuelas de formación para los servidores en los Ministerios de Intercesión, Sanación y Liberación el Padre José Eugenio Hoyos asesor de la Renovación Católica Carismática en la Diócesis de Arlington pidió a los cientos de Carismáticos reunidos en el centro de formación pastoral tener en cuenta las siguientes normas:
1.-Aprender, conocer y estudia sobre nuestra identidad Carismática, sobre todo nuestra espiritualidad y siempre sentirnos bendecidos y escogidos por Dios dentro de este gran movimiento de gracia y de acción evangelizadora.

2.-Estar continuamente sumergidos en el amor divino, ansiando en todo momento la santidad, el cambio de vida: “Sean santos como mi padre es santo” (Mateo 5,48; 1 Pedro 1,15).  Si el señor me lo pide, significa que es posible vivirlo, con su gracia tenemos que creerle.
3.-Cuidar de caer en la hipocresía, pues es el divorcio entre la fe y la vida, si caemos en ella nuestra salud espiritual estará deteriorada y frágil. Nuestro orgullo no nos dejara ni abrir los ojos, ni el corazón.
4.-Ser Carismático es ser un servidor  ejemplar  dispuesto a colaborar en todo momento como sea y donde sea, ser discípulo de Jesús se nota porque se está al servicio de todos. Nuestra mente sabe que debemos llevar en nuestra vida las palabras de Jesús: “El que quiere ser el primero debe hacerse de ultimo de todos y el servidor de todos” (Mc 9, 30-37).
El servicio es amor y el amor se expresa en el servicio. Podemos fingir ser servidores para recibir un aplauso o para encumbrarnos sobre otros y esto no es bueno en un servidor carismático.

5.-Todo lo que envenena el alma debemos evitarlo, lecturas malsanas, pornografía, películas contrarias a la Fe, bebidas alcohólicas, palabras mal intencionadas.
El Carismático debe aprovechar el tiempo siendo ejemplo de Oración, en la familia, en el trabajo.

Su misión  es ser testimonio vivo y sin miedo de proclamar que pertenece a la renovación Carismática para que con su ejemplo de vida pueda atraer más almas a Cristo.
 

lunes, septiembre 08, 2014

Carismas y Dones que hacen un Sacerdote feliz.

Por Rev. José Eugenio Hoyos.


Al cumplir 30  años de servicio Sacerdotal dentro de la iglesia Católica se me brinda la oportunidad de dar gracias a Dios por haberme escogido en este servicio al prójimo y por el regalo de la vocación Sacerdotal; también es una oportunidad de renovar positivamente el Sacerdocio.
Es una conexión con el mismo Cristo traducida en Oración y contemplación es fundamental; pero la contemplación ha de ir acompañada de la acción que tenga primero en cuenta los talentos de la comunidad en que se trabaja, conscientes de que vivimos en un mundo que ha cambiado la mentalidad de frente a la autoridad Eclesiástica, se hace necesario reconocer que la autoridad se gana no se impone.

 
En mis 30 años de vida Sacerdotal he percibido que la gente vibra y se llena de fervor con un Sacerdote que programa, que escucha, que Ora, que contempla, que saluda con cariño que visita a la gente en sus hogares  y hospitales; comparte su realidad; que deja todas sus cosas personales cuando los fieles le soliciten un servicio, que respeta la vida e historia de una comunidad, que se dispone a conocer la gente y a valorarla.
Que desarrolle el carisma y los dones recibidos de Cristo a través de la devoción especial a la virgen Maria; pues Maria jamás podrá faltar con su invitación a la confianza “Hagan lo que él les diga” (Juan 2,5) porque un siervo de Maria nunca perecerá




No hay mejor Sacerdote que aquel que anhela vivir atado a la Virgen Maria, pues la madre de Dios y nuestra es un pasaporte para viajar y aterrizar en el corazón de las personas, de la Iglesia y del Cielo.
Un Sacerdote debe poner sus dones y carismas al servicio de la comunidad. Por eso hoy en estos 30 años de Sacerdocio me arrodillo ante ti Señor, Rey de Reyes y te doy gracias Padre amado por hacerme tu siervo. ¡Amen!

viernes, septiembre 05, 2014

Padre José Eugenio Hoyos un Sacerdote Carismático y adorador Eucarístico.

Por Fidel Hurtado-Zapata.


Aprovecho la oportunidad de la celebración de los 30 años de vida Sacerdotal del padre José Eugenio Hoyos y me atrevo a escribir esta humilde reflexión sobre su trayecto pastoral ya que con mucha autoridad puedo hacerlo pues son ya son  muchos los años que lo conozco, he trabajado con él en diferentes proyectos religiosos, sociales e incluso he tenido el privilegio de compartir con su familia.
Fui uno de los cofundadores de la asociación “Colombia Integra” que tenía como objetivo ayudar desde el año 2.000 a los inmigrantes Colombianos recién llegados a Norteamérica nuestra función era guiarlos y respaldarlos para que se adaptaran al nuevo sistema orientándolos en inmigración, sistema educativo, pago de impuestos, búsqueda de empleo, ropa y muebles etc.

Participe en varias campañas con la fundación Mapavi  para recoger fondos y ayudar a varios niños y adultos que necesitaban trasplantes de órganos  y medula ósea. Así como la entrega de una posta Sanitaria en Santa Cruz Bolivia.

Hemos apoyado una reforma migratoria asistiendo a infinidad de reuniones, Misas e incluso asistiendo a marchas  en las calles de Washington y frente al Capitolio.
Colabore con el Padre Hoyos en el envío y colecta  para ayudar a los damnificados del huracán Mitch en Centro América y el terremoto en Armenia Colombia y el terremoto del Salvador.

He participado en muchas Misas de Sanación, he visto y escuchado infinidad de testimonios de sanación de todo tipo de cáncer y enfermedades terminales y con gran alegría he visto muchos niños que son un regalo de Dios ya que muchos doctores decían que las mamás no podían tenerlos.
Puedo dar fe de su devoción y amor a la Oración, a la Eucaristía y a la veneración del   Santísimo Sacramento y sin olvidar que es un devoto de la Virgen Maria.

He podido entender y sentir que con Dios todo es posible cambiar, él nos pide que seamos sus manos para ungir a los enfermos y necesitados; que seamos sus pies para ir diligentes hacia aquellos que están sedientos de amor y atención. Que seamos sus ojos para mirar el corazón: lo bueno y las virtudes de los demás  dejando de un lado la miseria y los pecados.

El Sacerdote de hoy tiene muchos desafíos que tiene que enfrentar, especialmente invitar a tantas personas a abrirse a la Fe para creer, en un Dios vivo, Sanador y Liberador. El mundo actual en sus corazones tiene hambre y sed de Dios, aunque se aturdan con cosas y falsas alegrías.
Padre Hoyos felicidades y que su corazón se llene del fuego del  Espíritu Santo y que Maria Madre de Dios lo proteja con su manto divino. Gracias padre Hoyos por ser mi amigo, mi guía y un modelo para muchos de nosotros.