lunes, febrero 08, 2016

El Espíritu Santo ilumina la Misericordia de Cristo


Por José Eugenio Hoyos


Este es el año de la Misericordia está diseñado espiritualmente para que los Cristianos en el mundo entero pongamos a funcionar nuestras oraciones en Acción y más entrega al prójimo debe ser un verdadero reflejo de nuestro amor de Dios.

Los católicos debemos conocer y hablar más del Espíritu Santo pues nos olvidamos que es parte de la Santísima Trinidad.

El Espíritu Santo no es exclusivo de la Renovación Carismática sino que es el gran paráclito y defensor de todos los creyentes.

Por eso al amar al prójimo desde Dios, hay un torrente de gracia invisible, que viene directamente de Dios y que va más allá de la ayuda misma que se está dando.


Quien ejerce las obras de misericordia dirigidas al prójimo desde el amor de Dios recibe multitud de Bendiciones, pues con las obras de misericordia, está haciendo la voluntad de Dios. “Den y se les dará” (Lucas 6, 38) Misericordia significa sentir con el otro sus miserias y necesidades y como consecuencia de esa compasión.

Es bueno no olvidar las obras de Misericordia que son 14 7 corporales y 7 espirituales

          Obras Corporales

  1. Dar de comer al hambriento
  2. Dar de beber al sediento
  3. Dar posada al necesitado
  4. Vestir al desnudo
  5. Visitar al enfermo
  6. Socorrer a los presos
  7. Enterrar a las muertos
     
    Obras Espirituales de la Misericordia

  1. Enseñar al que no sabe
  2. Dar buen consejo al que lo necesita
  3. Corregir al que está en error
  4. Perdonar las injurias
  5. Consolar al triste
  6. Sufrir con paciencia los defectos de los demás
  7. Orar por vivos y difuntos  

viernes, febrero 05, 2016

Jubileo de la Misericordia Gran Regalo para Los 50 años de la Renovación Carismática


Por José Eugenio Hoyos



Los Carismáticos en todo el mundo estamos viviendo y experimentando con gran jubileo y alegría el Jubileo de la Misericordia en todas nuestras parroquias, grupos de oración, y sobre todo en nuestros eventos espirituales.

La fuente de la espiritualidad Carismática tiene su origen en la Misericordia de Dios, en el Cristo resucitado donde pudimos experimentar que de su costado herido broto la corriente de gracia guiada por el Espíritu Santo sanador y liberador del hombre.


La misericordia de Dios nos da este año la posibilidad de prepararnos en los grupos de oración desarrollando las obras de Misericordia corporales y espirituales.

En el 2017 los Carismáticos estaremos celebrando los 50 años de nacimiento de nuestra corriente espiritual que se ha convertido en el gran motor transformador de los Católicos comprometidos con fuerza en la iglesia Católica.

Cada Carismático tiene como misión principal salir a evangelizar con ardor, proclamar la cultura de Pentecostés y ser un agente multiplicador y activo de la Nueva Evangelización.


Nuestro mundo perturbado tiene necesidad urgente de mostrar a la humanidad a un Cristo vivo, todas sus enseñanzas, junto con la paz y el perdón que el trae a nuestras vidas.

Como escribió San Pablo, Pero, ¿Cómo invocarlo sin creer en El? ¿Y cómo creer, sin haber oído hablar de Él? ¿Y cómo oír hablar de Él, si nadie los predica? Pues es aquí donde comienza la misión y la celebración de nuestro Jubileo de la Renovación Carismática Católica.

Por eso cada Carismático con nuestros testimonios y ejemplos de fe y en oración ayudemos a encender el fuego de la esperanza y de la liberación.

Nos dice Jesús: “Yo he venido a traer fuego sobre la tierra ¡Y como desearía que ya estuviera ardiendo.”

jueves, febrero 04, 2016

Los Ministerios de Sanación de la RCC Evangelizando en la Cultura de Pentecostés


Por Kelvin Saravia


Uno de los propósitos principales del Padre José Eugenio Hoyos dentro de la Renovación Carismática Católica es promover más la espiritualidad Carismática y la Nueva Evangelización dando una formación mucho más sólida sobre la doctrina de la Iglesia, la importancia de los Sacramentos y viviendo la cultura de Pentecostés.

Es por eso que desde hace mucho tiempo los grupos de oración tienen el deber primero de promover los seminarios de Vida en el Espíritu, luego los crecimientos y después la formación de los ministerios de Sanación, Liberación e Intersección tan importantes en la vida de la espiritualidad Carismática.


Cada ministerio de Sanación debe asistir a las clases bíblicas y de formación sobre la Sanación y Liberación con un contenido bíblico impartido por el Padre Hoyos u otros Sacerdotes diocesanos.

Es por eso que en las Misas de Sanación, en los eventos, congresos o retiros la presencia de estos ministerios es de suma importancia.

“Gracias a la presencia y a la unión de tantas personas en oración y alabanza es que se dan cantidad de Sanaciones y los milagros suceden” están han sido las palabras del Padre Hoyos asesor de la RCC en Arlington, VA.


De la misma manera la presencia de los servidores que forman parte de los ministerios de Sanación son fundamentales en el orden y desarrollo de la vida y la fuerza que nos trae un Nuevo Pentecostés. El mismo Paulo VI destacaba las características de los servidores Carismáticos:

El gusto por una oración profunda, personal y comunitaria un retorno a la contemplación y un enfusió puesto en la alabanza de Dios. El deseo de entregarse totalmente a Cristo. Una gran disponibilidad a las inspiraciones de Espíritu Santo. Una frecuencia asidua una colaboración a los servicios de la Iglesia. El amor y devoción a la Virgen Maria.

miércoles, febrero 03, 2016

Multitud de Carismáticos son Testigos de Sanaciones de Niños Enfermos


Por José Eugenio Hoyos


Recientemente hemos escuchado poderosos testimonios de sanación que nos han llamado mucho la atención donde hemos visto el poder sanador de Cristo sobre innumerables enfermos especialmente niños y jóvenes.

En todas partes estamos experimentando que Cristo continua trabajando fuertemente en su obra y misión sanadora y liberadora.



Quiero destacar en esta oportunidad el caso del niño Ángel Augusto Pineda Manzanares de apenas 3 años de edad donde los médicos le informaron a los padres de este niño que nunca iba a caminar y se lo dijeron en español y en inglés: “Entiendan este niño Never!!! Nunca!!! Va a caminar es imposible así que resígnense!!! Y los padres desde ese momento no se resignaron, todo lo contrario lo entregaron de rodillas a los pies de Jesús Sacramentado y poco a poco el niño para la sorpresa de todos ya camina y en la Misa de Sanación fue presentado entre aplausos y Gloria a Dios a los miles de asistentes.


Otro caso es el niño Andrés Amaya Alvares, nació prematuro y los médicos le dijeron a los padres: “Este niño viene con problemas médicos graves, primero no tiene ni siquiera 6 meses y su corazón, riñones, hígado e intestinos están mal formados, así que prepárense pues si sobrevive será solo media hora o solo 45 minutos y para la Gloria de Dios fue personalmente al Hospital de Fairfax a bautizarlo y el niño lleva con vida más de 6 meses ya va a regresar a su casa y se encuentra en perfectas condiciones, pues la fe y la oración a Cristo Jesús son las mejores medicinas para un enfermo.

Lo que es imposible para los médicos es posible para Dios. Y Dios ha estado grande entre nosotros!!! Supliquemos y pidamos siempre a Dios, invocado con humildad su Santo nombre pues Él es el único que tiene poder sanador.

lunes, febrero 01, 2016

Miles de Carismáticos Son Testigos de las Sanaciones de Cristo Jesús


Por Kelvin Saravia


Cada vez estamos siendo sorprendidos por la cantidad de gente que está llegando a las Misas de Sanación a los Congresos Carismáticos, a las Adoraciones Eucarísticas esto está demostrando la necesidad que tienen las personas de encontrar respuestas a su vida, a su salud a sus problemas a través de Jesucristo.

El gimnasio principal de la escuela de Mount Vernon High School en Alexandria Virginia fue el lugar donde más de 5000 personas se dieron cita para participar en la Gran Misa de Sanación celebrada por el Padre José Eugenio Hoyos asesor espiritual de la Renovación Carismática en la Diócesis de Arlington. No importo el frio ni las calles llenas de nieve dejadas por el paso de la tormenta Jonás en el área Metropolitana de Washington.


El Padre Hoyos acompañado de varios Sacerdotes y de un extenso ministerio de sanación, intercesión y liberación dieron comienzo a la primera misa del año esperada por los feligreses que con fe, devoción y en oración seguían las alabanzas y pedían a Dios les concediera sus peticiones.

De la misma manera el Padre Hoyos recordó a los asistentes que en este año de la Misericordia los fieles vamos a ver más y más manifestaciones de la compasión sanadora y liberadora de Cristo pues es un año jubilar que trae muchas bendiciones a un  pueblo que está en espera del cumplimiento de sus promesas. Y esto lo pudimos constatar cuando fue el momento de los testimonios. Fueron momentos conmovedores y sorprendentes del poder de Dios dando Sanaciones como cáncer, niños con enfermedades, tumores, alergias, diabetes, depresiones etc. etc... Pues la lista es interminable.



Como dice la palabra: “Pero no es posible agradar a Dios sin tener fe, porque para acercarse a Dios, uno tiene que creer que existe y que recompensa a los que lo buscan.” (Hebreos 11,6)

Cada vez más y más grande la asistencia a las Misas de Sanación porque los testimonios arrastran y el Espíritu Santo los mueve de la mano de Cristo.

viernes, enero 29, 2016

Testimonio de Sanación en la Renovación Carismática

Por José Eugenio Hoyos


La Señora Ofelia Campos participó en una de las misas por los enfermos o Misa de Sanación que celebramos cada mes en diferentes parroquias de Nuestra Diócesis de Arlington en Virginia Estados Unidos.

Ella se acercó a uno de los ministerios de sanación que me acompañaban, venía muy triste y con sus ojos rojos e hinchados de tanto llorar le pregunte que le pedía a Dios, que quería que Dios le concediera. Ella nos dijo que los médicos le habían pedido que abortara pues los últimos exámenes médicos mostraban un bebe sin cerebro, donde no tenía manitas, solo aparecía en el vientre un tronco de carne y una masa. Oramos por ella, descanso en el espíritu en ese momento y regreso a su hogar.



Al pasar el tiempo ella decidió no abortar, tuvo fe y acepto darle vida aunque fuera a ese pedazo de masa humana que le decían los médicos. Para sorpresa de todos en otra misa de sanación dio un testimonio que me sorprendió a mí como Sacerdote y a los asistentes cuando dijo: Yo vine aquí destrozada porque en mi embarazo los médicos veían una masa y Dios vio en mi vientre un niño sano.

Tiene cerebro, tiene manos y tiene piernas, está completamente sano ese es mi Cristo de Hoy. Y mi bebe que supuestamente estaba muerto ahora lo presento con vida y le doy gracias y gloria a Dios.


Así como Ofelia, Ana o cualquier mujer que confía en Dios cosas sorprendentes sucederán.

Quiero decirte que no importa qué situación te esté robando la paz o la sonrisa de tu rostro, lo que si realmente importa es la confianza y la fe que puedas demostrar para recibir lo que tanto esperas. El Sacerdote Eli le dijo a Ana: “Vete tranquila y que el Dios de Israel te conceda lo que has pedido.”

Hoy debes orar con convicción, aunque sientas que se te revienta tu vida, que se revienta tu salud, que se revienta tu matrimonio, que se revienta tu economía, que se te revienta todo.

jueves, enero 28, 2016

Dios es Capaz de Sanarte y Transformarte

Por José Eugenio Hoyos


Dios si lo puede hacer. Todo es posible para Dios Lo que para el hombre o para la ciencia es imposible para Dios es posible: Amen!!! Gloria a Dios Aleluya!!!

Las cosas de este mundo pasan: Mateo 24 35 nos dice: Cielo y tierra pasaran más tu palabra no pasara!!!

Nuestro Señor Jesucristo enseño que todas las cosas están sujetas a corrupción por la polilla y el moho.

El paso del tiempo trae el cambio constante entre el día y la noche, entre una estación y otra.


Las ciudades hermosas caen en ruina, los edificios y puentes envejecen también. Cambio y decadencia es todo lo que nuestros ojos contemplan. Pero de en medio de las ruinas causadas por el pasar del tiempo se alza una espectacular y maravillosa figura, Jesucristo el mismo ayer, hoy y siempre.

Las sagradas escrituras nos hablan de la presencia poderosa de Jesús en el pasado, seguimos hablando de la presencia sanadora y liberadora de Jesús en el presente y multitudes seguirán hablando de Jesús de sus milagros y sanaciones para siempre. Se seguirá hablando del Cristo de ayer, se seguirá hablando del Cristo de hoy y se seguirá hablando de Cristo siempre. Amen. Aleluya!!! Nadie nos callara, como no hablar de Jesús si el esta aquí entre nosotros. Aleluya!!! Se hablara de la que El hizo ayer, se hablara de Cristo por lo que está haciendo maravillas entre nosotros y testimoniarnos siempre por lo que hará!!!

Si amamos a Dios de todo corazón tendremos la promesa de parte de él, que nos escuchara cuando le pidamos y estará con nosotros cuando más lo necesitemos.

En realidad el único que nos puede sanar cuando ya los médicos y la medicina no pueden hacer nada es Jesús. Él es capaz de realizar lo imposible en tu vida solo hay que creerle a Él y con fe aplicar a nuestra vidas día a día la crestomicina medicinal.