miércoles, abril 13, 2011

Cambiar pañales al bebe: una gran odisea

Por el Rev. José Eugenio Hoyos
Hace varios días tuve la oportunidad de ser padrino del hijo de mi primo Francisco Chávez en Cali, Colombia. El bebé de apenas 4 meses de nacido y de nombre Juan Estaban fue bautizado por el Arzobispo de Cali: Monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía. Es esta ocasión sentí diferentes emociones al participar como padrino y no como sacerdote celebrante. Pues pude comprender lo que se siente como espectador y no como oficiante. En realidad son grandes las bendiciones que se reciben en este sacramento de iniciación instituido por nuestro Señor Jesucristo. Viendo la fragilidad de este bebe primero le di gracias a Dios por el regalo de la vida, por la valentía de las madres de no abortar a sus hijos, por el beneficio que trae el amor a educar a los pequeños formando familias solidad en la fe cristiana. Igualmente lo complicado que es cambiar los pañales a un recién nacido como nos tocó en la sacristía al papá y a este servidor donde nunca había tenido esta experiencia y al probar una vez más que las madres desempeñan una tarea valerosa y extraordinaria al cuidar a sus hijos. Cambiar pañales fue toda una odisea por el olor, el cuidado y lo travieso que es un bebe cuando no se deja cambiar. En mi caso era como remendar las alas a un verdadero ángel. Igualmente vinieron a mi mente también las imágenes de las noticas y eventos tristes de la violencia de menores y preguntas de que como una persona puede violar a un ser indefenso? ¿Cómo es posible que existan seres criminales y monstruosos que les quiten la inocencia a menores? Definitivamente el mal no procede de Dios sino de nuestra maldad. Solo unido a Dios el hombre llega a ser lo que puede ser: Un milagro, una maravilla, un hijo de Dios. Aunque no lo creas debemos estar listos en la vida hasta para cambiar pañales, San Jose y la Virgen lo hicieron, ¿por qué no nosotros?

2 comentarios:

GEIMY dijo...

Padre. Que me alegra el hecho q haya aprendido a cambiar pañales y enseñarle a muchos de los padres de Nuestra comunidad q hermoso es tener alguien indefenso en nuestras manos q necesita de nuestros cuidados y cariño y q no es cosa de otra mundo hacerlo,Que se necesita Valentia y madurez para quitarse de la cabeza q solo las mujeres tenemos q hacer eso.
y Por otra parte: la experiencia q usted ha sentido en los dos puntos: de celebrante a Padrino y la obligacion y responsabilidad q asumimos como padres y padrinos a llevar este pequeño Por el Camino del bien. Felicidades.

GEIMY dijo...

Padre. Que me alegra el hecho q haya aprendido a cambiar pañales y enseñarle a muchos de los padres de Nuestra comunidad q hermoso es tener alguien indefenso en nuestras manos q necesita de nuestros cuidados y cariño y q no es cosa de otra mundo hacerlo,Que se necesita Valentia y madurez para quitarse de la cabeza q solo las mujeres tenemos q hacer eso.
y Por otra parte: la experiencia q usted ha sentido en los dos puntos: de celebrante a Padrino y la obligacion y responsabilidad q asumimos como padres y padrinos a llevar este pequeño Por el Camino del bien. Felicidades.