viernes, julio 18, 2008

Colombia, independencia y libertad

Por Rev. José Eugenio Hoyos
Washington Hispanic
18 de julio de 2008

Este fin de semana no sólo los colombianos sino el mundo entero se unirán a nuestra celebración de la independencia de Colombia: 20 de julio glorioso de 1810. Y en realidad, hay mucho que celebrar. Colombia realmente es un país maravilloso, rico en cultura, música, arte, tradiciones, riquezas naturales, literatura, dos océanos, diferentes climas, exótica fauna y flora, majestuosas montañas, sabanas, planicies y extensos valles.

Pero lo más lindo y precioso de Colombia es su gente. A pesar de los problemas que ha vivido Colombia por la violencia no deseada, Colombia es considerado el tercer país más alegre del mundo; y en realidad lo es, pues es un pueblo de gente laboriosa, echada para adelante, rumbero, creativo y sobre todo de mucha fe.

En estas fiestas patrias, nos unimos para celebrar también la liberación de Ingrid Betancourt y sus compañeros. Y al mismo tiempo saldremos a las calles con nuestra bandera tricolor a las multitudinarias marchas del 20 de julio, a pedir por la paz y la libertad de todos los secuestrados.

Igualmente la semana pasada el Washington Post, en la primera página, destacaba el progreso que ha hecho Colombia de convertir a sus ciudades en lugares de paz y armonía. Como ejemplo de ello mostraba el progreso de Medellín, antes una ciudad violenta, de traqueteos y de inseguridad y ahora convertida como la ciudad más segura y pacífica de América Latina. ¡Buena esa Medellín! ¡Felicitaciones Paisas!

Hablando de triunfos, no podemos desconocer la belleza de nuestras mujeres, siempre finalistas en los reinados internacionales de belleza.

En estos días de celebraciones patrias, con orgullo sería importante que reflexionáramos sobre el Himno Nacional de Colombia, considerado como uno de los 10 himnos más bellos a nivel mundial, escrito por Rafael Núñez y por el músico Oreste Síndici.

Córo:
¡Oh gloria inmarcesible!
¡Oh júbilo inmortal!
¡En surcos de dolores
el bien germina ya!

I
¡Cesó la horrible noche! La libertad sublime
derrama las auroras de su invencible luz.
La humanidad entera, que entre cadenas gime,
comprende las palabras del que murió en la cruz.

II
"¡Independencia!" grita el mundo americano;
se baña en sangre de héroes la tierra de Colón.
Pero este gran principio: "El rey no es soberano",
resuena, y los que sufren bendicen su pasión.

III
Del Orinoco el cauce se colma de despojos;
de sangre y llanto un río se mira allí correr.
En Bárbula no saben las almas ni los ojos,
si admiración o espanto sentir o padecer. Etc.

Si el sol alumbra a todos, justicia es libertad. ¡Felicidades Colombianos! ¡Que viva la Paz y la Libertad!

Todos están invitados a la marcha por la paz de Colombia y por la liberación de todos los secuestrados el día domingo 20 de julio al mediodía al frente de la Casa Blanca en el parque Lafayette en Washington, DC.

1 comentario:

CGT dijo...

Espero algún día poder recorrer Colombia de punta a punta. Poder conocer lo que aun no conozco en un territorio en paz, sin rastro de la guerra en la memoria...

Espero que este día 20 sea un paso mas de una marcha que no debe terminar hasta que la paz y la libertad sean un patrimonio de todos los colombianos, de toda la humanidad.

Hoy, y desde hace tiempo, doy un nuevo paso simbólico en cada uno de mis posts en los medios en que publico por que así sea.

Un cordial saludo