jueves, septiembre 04, 2008

Que el futuro presidente invierta más en los pobres, los inmigrantes y la paz mundial

Por el Rev. José Eugenio Hoyos

Al visitar y dialogar con cientos de familias de origen hispano, no solo aquí en los Estados Unidos, sino en lugares donde llevamos ayuda o vamos de misión se escuchan plegarias de que ojalá el nuevo presidente de los Estados Unidos cambie el rumbo de la sociedad y en especial nuestras familias hispanas.

En realidad este es un clamor mundial. Estamos viviendo momentos muy difíciles tanto económicos como sociales. Hay desconcierto en la comunidad inmigrante. Estamos preocupados porque nuestras ayudas no dan abasto a tantas necesidades; tanto en salud, educación y carencia de fuentes de trabajo. Siempre tenemos la misma excusa: la economía esta muy mal, todo lo que esta pasando es consecuencia de la guerra, de los conflictos armados, de la deuda externa, etc.

Pero en carne propia estamos regresando al pasado, a un esclavismo disimulado. Hay racismo en muchos lugares del territorio Estadounidense, redadas y deportaciones obligadas y voluntarias para miles de personas indocumentadas. La inmigración “ilegal” nos ha traído un nuevo estigma super marcado. Los que hablamos español y tenemos porte latino somos cuestionados y muchas veces parados por la policía. Somos increíblemente una raza sospechosa después del 9/11, cuando el desastre ocurrió por los atentados terroristas. Hemos sido los hispanos, los que hemos pagado las consecuencias. En muchos lugares se nos ha prohibido hablar el castellano.

Es por eso que através del púlpito muchos feligreses están educándose en pasar la voz de conservar nuestra lengua hispana y nuestra cultura. Pero a pesar de todo, nuestra gente latinoamericana es aguantadora, pacifica y trabajadora. Todos estamos unidos en la oración y nos ayuda nuestra fé de que vendrán tiempos mejores.

Lo que mas me preocupa como líder religioso es ver en estos tiempos el derroche de dinero en las campañas publicitarias y en las grandes convenciones Republicanas y Demócratas cuando hay tantos seres humanos pasando momentos difíciles y grandes penurias. En estas convenciones y debates políticos no se han tenido en cuenta los problemas ni las soluciones de los inmigrantes, las minorías han estado totalmente desapercibidas.

Esperamos que quien gané estas elecciones presidenciales en realidad piense de nuevo en una verdadera inversión social, en los pobres que son los inmigrantes, que haya programas que beneficien a las mujeres cabeza de familia, que haya prevención en la delincuencia juvenil, que se investigue más sobre la cura de enfermedades terminales y que en realidad sea un presidente que hermane a las naciones distanciadas para así conseguir una paz mundial.

3 comentarios:

Phoebe dijo...

El Padre Hoyos como sacerdote no puede meterse en la política partidista pero yo sí. En el programa electoral 2008 de los Republicanos dice que ellos quieren que en el Censo 2010 solamente se contan los que están en EEUU legalmente. Dicen eso porque el Censo afecta el número de representantes que un estado tiene en el Congreso pero hay que recordar que el Censo también afecta cuanto dinero se da a los estados para educación, salud, viviendas, etc...lo que puede perjudicar a nuestra gente porque el hecho de no contarnos no dice que nos vayamos y mientras estamos aquí necesitamos y tenemos derecho a ciertos servicios públicos. A mis hermanos latinos: Por favor, infórmense, inscríbense y voten!

juanmm dijo...

Aunque me considero un independiente politicamente, pienso que es correcto que en el censo solo se cuenten a las personas que residen en un país de una manera permanentemente estable con documentación de alguna clase. Por ejemplo, no se cuenta a los turistas, negociantes o estudiantes que en momento dado residen en el pais, por que no estan en el de una manera estable ni pagan inpuestos, aunque de alguna manera tambien contribuyen a la economia del pais.
Lo que si es imperante y necesario, es que la nueva administración entrante, realize una reforma migratoria justa y realista, por que si un pais de verdad necesita de la aportación y labor de los inmigrantes hispanos o de otros paises, debe de facilitar los mecanismos legales para que estas personas no estén en el limbo, en un estado de inseguridad, sin poder contribuir pagando impuestos y sin poder acceder con confianza a beneficios sociales, educativos y legales.
Aunque como escribe el Padre Hoyos, últimamente no oigo casi a ninguno de los dos partidos mayoritarios, manifestarse en cuestiones de inmigración, proteccion de la frontera, etc., creo que como en otras cosas, utilizan el tema inmigración como un comodin politico a barajar de acuerdo con las circunstancias electorales.

Rebel Girl dijo...

El problema con el propuesto Republicano es que si empiecen a controlar demasiado quien esta aqui legalmente o no, no habra colaboracion con el Censo porque el miedo en nuestra comunidad es tremendo. Pero tiene razon que hay que mirar los programas de los dos partidos y aqui estan:

* Programa de los Democratas

* Programa de los Republicanos

Infórmense, inscríbense y voten!