viernes, julio 25, 2008

“¡Libérenlos ya!”, exigen a las FARC

Por Karla Alemán
Washington Hispanic
25 de julio de 2008

Más de un millar de personas se dieron cita el domingo 20 de julio frente a la Casa Blanca, con banderas de Colombia y de otros países, no sólo para celebrar la independencia de Colombia sino con el objetivo principal de enviar a nivel mundial un mensaje a las FARC, de que ya llegó la hora de liberar a todos los secuestrados que permanecen encadenados en las selvas colombianas.

Allí se observó la solidaridad de cientos de colombianos que llegaron vestidos con camisetas amarillo, azul y rojo, los colores de Colombia, y llevando pancartas con mensajes como: ¡Libérenlos ya!, ¡Felicitaciones al ejército colombiano!, ¡Te apoyamos Uribe! ¡Estamos contigo Colombia! ¡Libertad y paz!



Familias enteras que sin importar el fuerte calor y las altas temperaturas, se protegían con los famosos sombreros volteados que son muy típicos en la región de la costa atlántica colombiana.

Centenares de voces entonaron el himno nacional de Colombia e inmediatamente el Padre José Eugenio Hoyos, de origen colombiano y director del Apostolado Hispano de la Diócesis de Arlington (Virginia), dirigió una oración por la paz y pidió por la pronta liberación de todos los secuestrados.

“Hoy 20 de julio es otro grito de independencia, es la construcción de una nueva sociedad. Hoy estamos ratificando que no le tenemos miedo a las FARC. Con la presencia de cada colombiano en cada marcha pacífica, se está creando una nueva sociedad más participativa y menos indiferente”, expresó el Padre Hoyos.



Entre otros invitados especiales se encontraban el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza; el presidente del BID, Luis Alberto Moreno; el embajador de Colombia ante la OEA, Camilo Ospina; el ex alcalde de Medellín, Sergio Fajardo; y el cantante Jorge Celedón y su grupo de vallenato, que con su canción a favor de los secuestrados “Libertad”, puso a bailar a todos los asistentes reunidos en la plaza Lafayette en Washington, DC.

Solidaridad mundial

Marchas multitudinarias se realizaron simultáneamente en las principales ciudades de Colombia y en el mundo entero. En Leticia, una ciudad en la ribera del Amazonas, el presidente Álvaro Uribe, acompañado de sus homólogos, el presidente de Perú, Alan García, y el de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva, asistieron al gran concierto por la paz con Shakira y Carlos Vives.

Y en París (Francia), Ingrid Betancourt estuvo acompañada del cantante Juanes. Ingrid fue ovacionada cuando hizo su aparición y fue aplaudida varias veces por la multitud que gritaba “libertad, libertad para todos los secuestrados en Colombia”.

“Ya no es hora de derramar más sangre, es hora de dejar esos fusiles y cambiarlos por rosas”, manifestó Betancourt, rescatada por un comando militar colombiano.

Organizaciones privadas cifran en unas 3.500 las personas que permanecen secuestradas en Colombia, ya sea por organizaciones alzadas en armas como por delincuentes comunes. De ellas, más de 700 están en manos de grupos narcoterroristas. Para los organizadores de la marcha por la paz fue un éxito rotundo a nivel internacional.

1 comentario:

Jorge dijo...

Hola amigo: quería invitarte que visites el blog que estoy realizando con mis alumnos de segundo año de la secundaria sobre LA DISCRIMINACIÓN.
http://nodiscrimine.blogspot.com
Tema arduo e interesante.
Seguro será de tu agrado.
Tu aporte será valioso
Un abrazo desde la Argentina.