lunes, setiembre 29, 2008

¿Por qué se aleja el hombre de Dios?

Por el Rev. José Eugenio Hoyos

Tristemente esta es una de las preguntas que nos estamos haciendo diariamente cuando una persona nos dice que es “atea”, que ya no cree en Dios. La mayoría de ellas ya no quieren saber de Dios, primero porque nunca han sido activas en la fe ni mucho menos en la religión. El capitalismo o el comunismo fanáticamente les han lavado el cerebro.

Experimentamos hoy en día que la propaganda, las actividades comerciales del gobierno, u otras instituciones y nuevas ideologías quieren sacar a Dios de la vida de las personas. ¿Donde se les ha insuflado las perspectivas de un mundo mejor, la perfección de las costumbres, la ética, como luz entra la materia y el espíritu que?

No, lo que importa es la genuflexión ante la riqueza de unos pocos. Las ideas del darwinismo, el pragmatismo y el nihilismo, aplicada a la economía, dicen que solo supervivirán los que en la selección natural, sean los mas fuertes, los mejor dotados. El esperpento maltusiano recorre incólume la faz de la tierra. Tal sistema, antinatural, se aplica al ser racional como si este fuera un animal más. La ley del más fuerte, del más rico, es producto de la misma naturaleza, dicen los magnates de la escalada deshumanizadora. En consecuencia: el pobre no tiene derechos. El eco de las palabras de Plauto “Homo Homni Lupus” (el hombre es lobo para el hombre) hace presencia desgarradora como una de las praxis que violentan al mundo contemporáneo.

Menos mal que esta abominable sentencia a muerte, es falsa, porque la ciencia, la tecnología y el comercio no son dables sin la fuerza del trabajo. Sacamos en conclusión que la mentalidad de los órganos o medios, o funciones del aparato informativo corresponden al riego de una ideología errada que conducirá a los pueblos a un nuevo desastre universal. La incomunicación que producen los medios masivos de comunicación es uno de los signos trágicos de nuestro siglo XXI.

Solo la meditación del hombre de bien, la capacidad de abstracción del dirigente, podrá encauzar de nuevo el rumbo de la conciencia humana hacia los fines del hombre sobre la tierra. Solo la mente orientada y de la mano de Dios nos llevara a encontrar la verdad y la felicidad. El Señor promete en Salmos 32, 8: "Te haré entender, y te enseñare el camino en que debes andar; sobre ti fijare mis ojos".

1 comentario:

Rebel Girl dijo...

Este articulo y el articulo anterior sobre los ancianos me llamaron mucho la atencion porque hacia dos semanas salio en la prensa en Inglaterra un articulo sobre unos comentarios hechos por la Baroness Warnock -- supuesto experta en la bioetica. Warnock dice que los ancianos que sufren de demencia tienen una responsabilidad de morir (es decir de matarse) porque estan costando mucho a sus familias y al sistema de salud del pais. Lo mas extraordinario es que ella dijo esas cosas originalmente en el periodico de la Church of Scotland (Iglesia de Escocia). Ademas ella quiere que la sociedad permita a los familiares de esos ancianos matarlos cuando estan discapacitados mentalmente, asi como se mata a un viejo caballo o perro. Cuando yo leo esas cosas me pregunto, igual que el Padre Hoyos, como el mundo se ha alejado tanto de Dios que hemos perdido completamente el sentido del bien y del mal?