jueves, octubre 02, 2008

¿Por qué el año de San Pablo?

Por el Padre José E. Hoyos
Arlington Catholic Herald
2 de octubre de 2008

Nuestro Pontífice el Papa Benedicto XVI, oficialmente ha declarado el Año Jubilar dedicado al apóstol San Pablo (del 28 de Junio de 2008 al 29 de Junio de 2009), al celebrarse los 2 mil años de su nacimiento.

“Este año Paulino podrá celebrarse de manera privilegiada en Roma, donde hace XX siglos se conserva bajo el altar Papal de esta Basílica el sarcófago, que por parecer común de los expertos y según una tradición incontestable conserva los restos del Apóstol San Pablo” explicó el Papa.

Asimismo, el Santo Padre anunció que se organizaran “congresos de estudio y publicaciones especiales sobre los textos de Pablo para dar a conocer cada vez mejor la inmensa riqueza de la enseñanza encerrada en ellos, verdadero patrimonio de la humanidad redimida por Cristo.”

“De San Pablo, tomamos una lección muy importante: lo que cuenta es colocar a Jesucristo en el centro de nuestra vida, de modo que nuestra identidad sea marcada esencialmente por el encuentro, por la comunión con Cristo y con su palabra.” (Papa Benedicto XVI, The Apostles)

Debemos recordar en este Año Jubilar dedicado al apóstol San Pablo su vida y su historia:

  • San Pablo nació alrededor del año 8 DC en lo que es hoy Turquía.
  • Pablo era un Fariseo, hijo de un Fariseo.
  • Saúl era su nombre judío; Pablo es su nombre romano.
  • Pablo era un fabricante de tiendas de campaña de profesión.
  • Las Cartas o Epístolas de San Pablo constituyen la tercera parte del Nuevo Testamento.
  • A San Pablo se le atribuyen 13 cartas: Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1 y 2 Tesalonicenses, 1 y 2 Timoteo, Tito y Filemón.
  • San Pablo fue decapitado fuera de los Muros de Roma durante el Reino de Nerón, probablemente entre los años 65 y 67 DC.




La tradición siempre ha mantenido que San Pablo fue enterrado donde ahora se encuentra la Basílica de San Pablo Extramuros. Evidencia arqueológica actual confirma esta tradición: en la Basílica, la Capilla de Reliquias contiene un juego de cadenas que se dice son las con que Pablo estuvo encadenado los últimos días antes de su ejecución.

¿Cómo escogería Dios a un hombre así para ser un apóstol, un hombre que antes de su conversión hasta perseguía a los cristianos? Y ¿Cómo este hombre tuvo éxito proclamando el Evangelio con tal poder, que le gano el título de “fundador de la Iglesia Cristiana”?

Sabemos la respuesta a esto por las propias palabras de San Pablo: “Ahora no vivo yo, es Cristo quien vive en mí.” (Gálatas 2, 20) “No se inquieten por nada; antes bien, en toda ocasión presenten sus peticiones a Dios y junten la acción de gracias a la súplica. Y la paz de Dios, que es mayor de lo que se puede imaginar, les guardará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4, 5-7).

1 comentario:

----------- JuanMM ----------- dijo...

Para mi San Pablo es uno de los gandes misterios del cristianismo. Que pudiera escribir todo lo que escribió y predicar todo lo que predicó sin haber conocido a Jesús ni recibido enseñanzas directas de él o de los apóstoles, aun que si se que viajó a Judea y conocio a varios apóstoles y a Pedro, con quien creo, tubo algunas diferencias de criterio sobre como proclamar el evangelio de Jesús.
¿Como entendió Pablo las esencia –mas que la forma- del mensaje cristico sin haber recibido enseñanzas directas?
Se necesita una gran convicción y certeza interna, para dar el gran giro que dio a su vida despues del incidente de la ruta a Damascus.
Bella imagen de El Greco. Gracias.